Las películas tituladas bajo el lema “basada en hechos reales”, casi siempre son las favoritas del público. Principalmente, por el hecho de que la historia haya pasado en realidad y los personajes han sufrido los inconvenientes a los que se enfrentan durante la trama. Así, la cinta logra hacerse más realista y congeniar desde otra mirada más cerca con la audiencia.

Pero, en esta oportunidad, vengo a hablarles sobre películas que aseguraron estar basadas en historias verdades pero en realidad era todo una mentira. ¿Creías que una situación como esta podía llegarse a dar? Si estás tan asombrado como yo y querés saber cuáles fueron los filmes que te mintieron despiadadamente, te invito a leer el siguiente artículo.

Estas películas te mintieron en la cara

En busca de la felicidad

Películas que dijeron estar basadas en hechos reales, ¡pero era mentira!

Esta famosa película, titulada en inglés “The Persuit of Happyness”, está protagonizada por Will Smith y su hijo Jaden Smith. El personaje principal se encuentra en plena búsqueda de un trabajo prestigioso y de esta manera, la cinta se encarga de narrar sus intentos de ganar el puesto para poder cuidar a su hijo como se merece. Hará todo lo posible para lograrlo, y seguramente vos llorarás en el proceso.

Se supone que En busca de la felicidad se basa en una historia real, y lo es, pero no del todo como lo representó siempre la película. En la ficción, Will Gardener es un buen tipo, pero en la vida real no tanto: el hombre no estaba tan atento a su hijo como en la cinta y supuestamente estuvo ausente durante gran parte de su vida, ignorando su paradero mientras trataba de conseguir ese prestigioso trabajo. El niño tampoco nació de su esposa, sino de su amante. Además, Will también había sido arrestado por infracciones de multas de estacionamiento y, según los informes, había golpeado a su esposa en varias ocasiones.

La Masacre de Texas

Películas que dijeron estar basadas en hechos reales, ¡pero era mentira!

Esta película es una de las más influyentes dentro del cine de terror. Gran parte de su éxito se debe a su excelente resultado y principalmente, a que la cinta supuestamente estaba basada en una historial real. Pero claro, siempre se trató de una mentira.

En realidad la película está inspirada en varias cosas malas que hizo el asesino serial Ed Gein y la trama en sí es totalmente ficticia. El director, Tobe Hooper, tomó la decisión de calificarla como “verdadera” porque pensó que atraería a más personas a los cines para verla. Y como era de esperar no se equivocó, ya que La Masacre de Texas ganó 30 millones de dólares tras haber sido realizada con un pequeño presupuesto de 300 mil dólares. 

Quizás te interese: Listado de series que son una gran opción para hacer maratón

Braveheart

Películas que dijeron estar basadas en hechos reales, ¡pero era mentira!

La cinta biográfica de William Walace, protagonizada por Mel Gibson, es una gran joya dentro del mundo cinematográfico. Se enfoca en un luchador por la libertad que reunió a su pueblo en la Escocia del Siglo XII y el resto ya es historia. El gran problema de esta película es que la historia no sucedió exactamente así.

La Batalla de Stirling tuvo lugar en un pequeño puente, Isabelle nunca conoció a William, Primae noctis nunca existió, Robert the Bruce nunca lo traicionó… y tantas cosas más. El guionista, Randall Wallace, ha admitido que se tomó algunas libertades con respecto a la escritura. Decir que la película está “basada en una historia real” es una verdadera exageración, ya que gran parte de lo que sucede en la cinta fue en realidad manipulado.

Una mente brillante

Películas que dijeron estar basadas en hechos reales, ¡pero era mentira!

Con Russell Crowe interpretando a un hombre llamado John Forbes Nash, la película pretende estar “basada en la historia real” de este hombre que pasa su tiempo trabajando en dinámicas de gobierno y también teniendo alucinaciones realmente extrañas sobre descifrar códigos (entre otras cosas).

Pero la gran diferencia con el hecho real está en que John nunca tuvo alucinaciones. De esta manera, esta cinta se merece ingresar al podio de “películas que mintieron”. El director Ron Howard reveló que el protagonista experimentó voces en su cabeza en la vida real, pero eso es todo. Nunca pasó sus días imaginando a Paul Bettany o Ed Harris, ni su esposa se quedó a su lado debido a que se divorciaron en 1963.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *